Fiesta del Exalumno

Una año más. Desde 2012, la comunidad del ex alumno recibe agosto con un sabor especial. Es el mes en el que el calendario dice que la cita obligada es el reencuentro con compañeros que no vemos hace mucho, con los amigos de siempre y hasta con aquellos profesores que nos enseñaron a pensar.

El viernes 11 de agosto, el San Román recibió a más de cien ex alumnos de distintas promociones en la jornada que dimos a llamar la Fiesta del Ex Alumno; una noche para celebrar en familia y hacerle honor a todo lo que el colegio nos regaló: nuestra educación, los valores que uno pregona, la construcción de ciudadanía. En definitiva, como bien dijo uno de los tantos agasajados, el San Román no es otra cosa que una "fábrica de buenos tipos".

Cerca de las 19.30, la gente comenzó a llegar y ya se escuchaba el murmullo en la entrada de Secundario, sobre la calle Migueletes. Ignacio Leiva, egresado 2016, estuvo a cargo de la conducción del evento. Pasadas las 20, el Padre Martín Nace comenzó con la celebración de la Santa Misa, acompañado por el Padre Alejandro Chemello, de la promoción 1981.

Terminada la primera parte, llegó el momento central del acto con el homenaje a la Promoción 1967, quienes festejaron sus Bodas de Oro. Una camada especial, puesto que fue el grupo que integró Luis Alberto Spinetta y Emilio Del Guercio, integrantes de la mítica banda argentina Almendra, uno de los tantos éxitos que consiguieron en el mundo del rock argentino.

Nos reservamos el derecho de hablar sobre Luis, quien tendrá a fin de año su merecido recuerdo en un evento del cual avisaremos con su debido tiempo. Mientras se reproducían imágenes de los egresados, cada ex alumno del ´67 recibió un diploma y obsequios del Instituto, además de los regalos que da la Asociación de Ex Alumnos "Siempre Adelante".
Por supuesto, representantes de los Peritos Mercantiles como Bachilleres dijeron unas pequeñas palabras. En algunos casos, se leyeron algunas cartas de aquellos ex alumnos que viven lejos pero que quisieron estar de alguna forma.

Con el objetivo de mejorar la calidad del festejo año tras año, en este 2017 hemos podido darle un reconocimiento mayor a otras promociones que también tienen su aniversario. Primero fue el momento de los que cumplieron sus Bodas de Plata, la Promoción 1992. Luego llegó el turno de los egresados 1977, 1987, 1997 y 2007. Cada uno de los presentes recibió un diploma y pequeños obsequios que dieron más entidad al reconocimiento que nos proponemos cada año.

Con la presencia de directivos del colegio, la rectora de nuestra casa, Gabriela Prandini, se presentó ante la comunidad del ex alumno con unas pequeñas palabras alusivas a la ocasión, rescatando el sentido de pertenencia que genera el colegio en cada uno de sus alumnos.

Cerca de las 22, el cronograma invitó a los presentes a disfrutar de un riquísimo servicio de pizza party en el patio de Primaria. Una velada especial, en la que se recordaron anécdotas, donde hubo discursos emocionantes y en la que acompañó la musicalización de ex alumnos que egresaron el año pasado.

Seguimos construyendo un espacio en el que el ex alumno tiene su reconocimiento, y donde agosto se vuelve la excusa perfecta para entrar al colegio que nos vio crecer.